Modelo de gestión de la UNA EP facilita la compra de arroz a los pequeños productores y evita la especulación

La regulación del precio del arroz, el contrabando y la sobreproducción de la gramínea, fueron algunos de los temas tratados por María Paula Christiansen, gerente subrogante de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA EP), esta mañana en entrevista con el periodista Fabricio Vela de radio Majestad de Quito.

Christiansen precisó que las funciones de la UNA EP son almacenar la reserva estratégica de alimentos del Ecuador y regular los precios del mercado para darle viabilidad a los pequeños agricultores. En esta línea, explicó que la entidad compra normalmente a los agricultores la gramínea al precio de USD 35,50 para evitar especulación del producto en el mercado.

Respecto al malestar presentado por los agricultores por el contrabando y la sobreproducción de la gramínea en época de verano, Christiansen indicó que se está trabajando con el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador, (Senae), Servicio de Rentas Internas, (SRI), Ministerio del Interior y gobernaciones, realizan controles permanentes en los pasos fronterizos y carreteras. Adicionalmente, la Intendencia de Policía ejecuta controles en las piladoras para verificar que se venda al precio oficial.

Por ello, recalcó que la Unidad Nacional de Almacenamiento compra normalmente a los pequeños arroceros su producción a precio oficial, para regular el mercado, controlar el precio y evitar que a los productores les compren el arroz a precios bajos.

Con respecto al trabajo de la UNA EP con los pequeños productores, Christiansen, sostuvo que, la Unidad Nacional de Almacenamiento, tiene una base de datos interconectada con el Ministerio de Agricultura, para comprar directamente al productor que tiene entre 5 y 10 hectáreas de arroz, siempre que se respetando la norma de calidad del Servicio de Normalización Ecuatoriano, (INEN), que exige un 20% de humedad y 5% de impurezas.

De igual manera, Bolívar Ochoa, gerente de Comercialización de la UNA EP, en entrevista con Telerama, explicó que en este año se ha observado una situación atípica, pues existe un 20% de excedente en la producción de arroz, que no se consume en el país.

No obstante, dijo que existen dos vías de salida para el producto. La primera consiste en la cooperación interinstitucional, por ejemplo, con el Ministerio de Justicia para proveer alimentos saludables a las personas privadas de la libertad, en los Centro de Rehabilitación Social.

La segunda línea de salida del producto es por la exportación de la gramínea a Colombia, acuerdo comercial conseguido por la gestión del Ministerio de Comercio Exterior, luego de 13 años que no podía ingresar el producto al vecino país.

Con este acuerdo, se podrá exportar 20 mil toneladas de arroz a Colombia, mientras que en el 2018 alrededor de 100 mil y en el 2.027 no habrá límite de la cantidad de toneladas exportables, explicó por su parte Christiansen.

Asimismo, Ochoa manifestó que gracias a las gestiones realizadas con el Ministerio de Finanzas se ha logrado inyectar liquidez a la UNA EP, con la asignación de 5 millones de dólares, como parte del pago de la deuda que posee el MAG con la institución. Con estos recursos se podrá continuar comprando el arroz a los pequeños productores.

“Hemos tenido el apoyo global del Gobierno Nacional y estamos prestos en la base de recursos y en la base operativa para cubrir la necesidad de absorción de arroz”, expresó.

Según el último censo realizado, alrededor de 100 mil familias viven de la siembra del arroz, y de este número un 35% son pequeños agricultores que trabajan directamente con la entidad, de esta manera la UNA EP, aporta directamente en la vida y el sustento diario de este colectivo.

Christiansen finalizó su intervención realizando una invitación a la ciudadanía para que denuncien cualquier tipo de irregularidad con el precio de la gramínea a la línea telefónica 043707220 o el correo electrónico denuncias@una.gob.ec. Además, la próxima semana en conjunto con la Gobernación del Guayas, se realizará el lanzamiento de una campaña en contra del contrabando.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *